Este fin de semana me escapé a la sauna y me llevé una muy mala impresión… muy poca gente y mucho paseante.

Nada más llegar vi a un tío moreno, delgado y muy guapo, alrededor de los 20, con aire muy racial, me atrevería a decir que era gitano. Me miró, lo miré y le seguí. Me fui al pasillo de las cabinas y me quede sentado en una de ellas con la puerta abierta y pajeándome

El chico pasó y se quedó mirandome. Yo seguí a mi rollo mientras le miraba. El chico estaba indeciso y no se atrevía a entrar. “Este tío tan bueno no va a entrar…”, pensé.

Y entonces se jodió todo. Pasó por delante un colega, que en vez de pasar de largo se paró a saludarme. El morenazo se esfumó sin mediar palabra.

“Me lo has espantado” le dije a mi amigo. Se río y me decidí irme a dar una vuelta. Muy poca gente. Y la que hay sigue como zombies a los tres o cuatro tíos buenorros que hay. ¿Que se va uno al cuarto oscuro? Allá que van siete detrás…

Me quedé en jacuzzi relajándome, pero allí no se acercaba nadie. Que aburrimiento.

Volví a subir y me encontré de nuevo al gitano paseándose buscando sexo. Volví a repetir el plan y me quedé en una cabina y cada vez que pasaba me pajeaba con más fuerza. Volví a conseguir que se quedara en frente mirando. !Y por fin decide entrar!

El tío está super bueno, fibrado, cachitas y un poco de vello. Nos quedamos de pie el uno frente al otro y nos empezamos a pajear. Tenía un rabo normal pero bastante gordo. El tio son de los que no mira a la cara porque está nervioso. Me agacho y empiezo a comersela. La tiene especialmente gorda ya que apenas me entra en la boca. El tío empieza a reaccionar y me la folla en condiciones. Está empeñado en metérmela hasta el fondo y ahogarme.

Me levanto. Se arrodilla él y me la come directamente metiéndosela entera. Se tira un buen rato mamando. Se levanta, saca el popper lo esnifa y sigue comiendo y comiendome el rabo.

Volvemos a hacer intercambio de posturas. Me vuelvo a arrodillar yo un rato y luego él otro. Se ha ido calentando por momentos y ya ha empezado a mirarme y a besarme. Pero llega un momento en el que para y dice que hace mucho calor y que si lo dejamos un rato… Vaya me cortó el rollo.

Me paseo por la sauna húmeda. Nadie. Cuando recorro el pasillito de atrás hay un oso bajito. Me toco un poco para empalmarme y cuando paso por detrás suyo le restriego toda la polla por el culo. Me la agarra con la mano y me empieza a pajear.

Me sonríe, se me pone de espaldas y me dirige la polla hacia su culo. Yo le enseño un condón. Se da la vuelta mientras me lo pongo y se agacha. Follada aquí te pillo…. de pie en el rincón del pasillo de la sauna húmeda. Se la meto y le doy unas cuantas sacudidas, pero no estamos mucho rato. El calor es asfixiante. Paramos, me sonríe y nos vamos cada uno por nuestro lado.

Ahora me acerco al cuarto oscuro que parece que es donde está todo el jaleo. Casi a la entrada hay un tio bastante grande y con buen rabo. Enseguida me agarra la cabeza y me agacho a comerle el rabo. Ningún problema, la tiene normal y me cabe perfectamente en la boca. De repente aparece uno que me susurra al oido que es su pareja y también le empieza a comersela.

Me incorporo y empieza a comermemela a mi también mientras el tio grande me toca por todos lados. Nos quedamos los tres de pie y pregunto que quién se pone el condón y es él quien se lo pone.

La polla no es muy grande. Mientras me folla el grande, el otro me come la polla. No estamos mucho tiempo porque enseguida se corre. Lo dejamos ahí.

Estuve tonteando un rato más pero la sauna y descanso un poco en la piscina, me visto y me largo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.