Siempre fui así de vicioso tengo que reconocerlo, esto me pasó con 18 años, mis amigos no daban crédito.

Una de mis tantas noches de fiesta donde engañaba a mi madre con cenas ficticias de clase en alguna otra ciudad, por lo que tenía que viajar en tren.

Aquella noche salí de fiesta con unos amigos un poco mas mayores que yo, me llevaron a una discoteca donde nada más llegar un portero te pedía el DNI, mis amigos se hicieron cargó de mi y pude entrar.

La verdad que me sentía una nueva zorra en el local, todos me miraban y se acercaban a mis amigos preguntándoles por mi. No tardé en sentirme presionado y decidí salir a tomar el aire, el portero en un tono más majo me invitó a un cigarro y comenzamos a charlar.

Me comentó que estaba casado , “te llevaría conmigo para casa y te pondría a dar el biberón que es lo que tenías que estar haciendo” dijo el portero con su acento argentino. Tras la conversación y tonteo, me dijo que volvería en casa en tren y que si coincidíamos podíamos cogerlo juntos, le dije que si pero que mi padre estaría esperándome en la estación.

Cerca de las seis de la madrugada cogimos el tren, yo tenía una gran borrachera financiada por el portero…. ¿que quería?

Comenzamos a comernos la boca nada más sentarnos en el asiento mientras esperábamos al revisor que nunca pasó. El calentón cada vez era mayor por lo que decidí ponerme de rodillas y comenzar a chuparle la polla. En una de las paradas subió un chico joven, de unos veinte años y que yo conocía de una noche de fiesta, se acercó y comenzamos a charlar.

Le conté que si quería que le comiera el rabo y rápidamente me hizo un gesto para que me agachara, y comencé a comerme otra enorme polla para mi colección. El portero rápidamente se unió de nuevo y casi todo el trayecto estuve de rodillas en el medio del vagón. El chico no tardó en lefarme la boca.

Sonó el nombre de nuestra parada y el portero dijo que así no podía dejarle, y que fuéramos al baño de la estación. Mientras no paraba de vibrarme el teléfono y yo abierto de piernas en el baño, siendo follado por aquel portero que gozaba de un culo joven y que por las ganas que le ponía le encantaba. Terminó corriéndose dentro de mi.

Salí de la estación y tuve que dar alguna que otra explicación, pero al llegar a casa me hice una paja pensando en todo lo que había pasado.

Relato escrito por: @milktours

One thought on “Relato Gay – Follado en el vagón de tren

  1. Muy rico, me recordó un viaje en bus de varias horas, casi 18 h. Lo bueno fue que ese bus solo llevaba la mitad de pasajeros y la mayoría estaban sentados delante, pero a mi me gusta ir atrás. Como a las 4 hs. de viaje, pasó al baño un hombre grande pero joven de edad y en la curva se abrió la puerta del baño y sin querer voltee y oh dios una polla enorme gruesa y hermosa. El vio que la veía y al salir me dijo ¿la quieres? Ya se imaginaran las otras 14 hs.del viaje, solos atrás y muy calientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.