Hace ya unas semanas un chico guapo comenzó a darme toques al Facebook lo que me hizo recordar aquellos zumbidos por el msn… ¡que forma de dar por culo!

El chico era un camarero de un pub de la ciudad, tiene 29 años y la verdad está muy bueno y durante varios meses estuvimos haciendo lo que mejor se me da, calentar pollas.

Ayer por la tarde le escribí y le pregunte como estaba y rápidamente me dijo “estaba pensando en ti, quiero ir a tu casa, que me esperes con poca luz y a cuatro patas, cuando llegue te comeré el culo durante rato” sin pensarlo le dije que si.

Llegó y se puso a comerme bien el culo, le escupía y pasaba la lengua sin parar, que gusto… me agarró fuerte del cuello mientras estaba de espaldas y comenzó a besarme con muchas ganas mientras me decía “cabrón no se como pude tardar tanto en quedar contigo, eres una buena perra”.

Llegó el momento de sacarle el rabo y menuda sorpresa, no era grande, era enorme. No tenía apenas forma de meterlo en la boca ni por el ancho ni por el largo… me esforcé bien y al final… Continuó comiéndome el culo durante rato, y algún que otro azote me dio, luego se puso el condon y sin mediar palabra me la clavó. ¡Que dolor! pero no dije nada, siguió dándome y diciendo “joder todos se quejan y a ti te entró sin problema”, me folló durante mucho rato hasta que se cansó, quitó la polla ,me puso de rodillas y ¡booom! toda la leche por mi cara, y no era poco.

Me escribió hace un rato “puedes sentarte bien hoy? , prepárate porque te voy a follar de nuevo ese culo”. Voy camino de su casa y solo de pensarlo el culo se me abre solo… uufff

Relato escrito por: @milktours

Un comentario en “Relato Gay – El camarero de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.