Menuda nochecita la de carnavales… en un principio tenía pensado salir con un amigo pero la gripe se lo impidió y busque un plan alternativo. 5 minutos después ya tenía quien se disfrazara conmigo de gallina.

El afortunado, un chico que es médico en Madrid y que de vez en cuando visita Barcelona para estar con su familia. Le conocí una tarde de calentón en un chat y era el típico que buscaba conocer gente o lo que es lo mismo un buen polvo.

En la primera cita me dio plantón 10 minutos antes de la hora, y en la segunda cita me dio una buena follada. Llegó con su cazadora de cuero, y unos vaqueros algo ajustados, nada más vernos nos comenzamos a liar y sus besos húmedos comenzaron a excitarme.

Comenzó a jugar con mi culo mientras yo le comía la polla, al rato comenzó a comerme el ojete y empecé a calentarlo con mis movimientos de culo.

Pasamos a la cama y comenzó a follarme, me puse encima y comencé a cabalgar sobre su rabo. Al poco rato me puso de rodillas y me obligó a comerle el rabo hasta que soltó toda su leche sobre mi cara. Luego el metía la corrida en mi boca con la ayuda de los dedos y de su lengua para luego besarnos.

El problema llegó en la noche de Carnavales, antes de salir ya quedamos en mi casa para beber y entre mamada y mamada nos poníamos el disfraz, que por cierto era muy poco erótico. Salimos y bebimos demasiado, yo terminé zorreando con varios de los chicos de uno de los locales gays. El mientras se comía la boca con una amiga mía, mientras yo seguía a lo mío.. calentar pollones.

A la mañana siguiente, le desperté comiéndole el rabo y decidió hacerme una foto y subirla a una cuenta similar a esta. Me dio morbo la situación.

Mientras le comía la polla me lo imaginaba grabándome o incluso emitiéndolo en directo. Hablamos de algunas de estas cosas y su polla cada vez estaba más dura por lo que comenzó a follarme al mismo tiempo que se volvía loco.

Ponía el culo cerca de su cara agarrándole yo los brazos y la impotencia de no poder hacer nada lo ponía aun más. Al final me pidió que me corriera sobre su rabo y al momento comenzó a correrse.

Seguimos hablando y me propuso hacer una cuenta donde subir fotos de los dos, por el momento no supe más nada de el, pero igual algún día podréis ver fotos y vídeos.

Relato escrito por: @milktours

Un comentario en “Relato Gay – Carnaval de pollo y polla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.