El término cruising es el empleado para referirse al hecho de salir a la calle en busca de uno o varios encuentros sexuales de manera anónima. Originalmente surgió en el argot de la comunidad homosexual y su utilización pretendía ser como una especie de código secreto. La intención era que los heterosexuales no pudieran entender su significado real. En el ambiente homosexual han ido surgiendo términos distintos que sirven para ocultar los propósitos sexuales de los gays. Esto produce bastante complicidad y sirve como mecanismo sociolingüístico de protección contra la homofobia. No obstante, el uso del término en la actualidad se ha generalizado.

Cruising fue el título de una película de 1980 protagonizada por Al Pacino y que rompió con muchos tabúes imperantes en esa época. Dicha película abordaba el fenómeno del cruising entre gays en una ciudad como Nueva York. Sin embargo, es una actividad que puede ser efectuada tanto por hombres como por mujeres, homosexuales y heterosexuales. Más concretamente, es una actividad que puede realizarse a pie, en el coche, en la vía pública, en un parque, en un bosque… Generalmente, se pretende que el encuentro sexual sea anónimo y único.

Una parte del atractivo de esta práctica es la variedad y el deseo de novedad en los encuentros sexuales. Hay personas aficionadas al cruising que abiertamente reconocen que jamás repiten pareja sexual.

El fenómeno del cruising fue documentado por primera vez en el siglo XVII en Gran Bretaña. Rictor Norton, autor de ‘Mother Clap’s Molly House’, es uno de los pocos historiadores que trató el tema y ofreció una lista de lugares públicos de la era georgiana donde se llevaba a cabo el cruising de entonces. Ha de diferenciarse de la prostitución, debido a que no hay dinero de por medio en absoluto.

Cabe destacar que este tipo de práctica está explícitamente prohibida en casi todo el mundo. Para algunas personas dicha prohibición puede intensificar la excitación y el deseo. En España sabemos que durante mucho tiempo las playas de Benidorm o el Parque del Retiro en Madrid, por ejemplo, han sido el escenario de cruising, por parte de heterosexuales y homosexuales.

Es curioso también el hecho de que algunas personas que lo practican se quejan de aquellas otras que dejan evidencias de sus encuentros sexuales, como pueden ser preservativos usados, pañuelos desechables sucios, tubos o sobres de lubricante…

One thought on “Guía Cruising – El significado y la historia del cruising

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.